Viaje de incentivo a Costa Rica


Costa Rica es hablar de su naturaleza, observarla es aprender a vivir. Podemos caminar entre volcanes, vivir la pasión por el vértigo con el canopy, bajar los rápidos más bellos del mundo, pasear a caballo por playas desiertas y caminos comunitarios, sentir el aroma del buen café a cada paso, disfrutar de la fauna y flora en estado puro, soñar con cascadas que son realidad.
Costa Rica es como un primer amor, la conoces y pasa a ser un lugar del corazón que siempre queda, se recuerda y se añora. Como suelen decir los «Ticos» su país es «¡Pura Vida!». Costa Rica es un pequeño paraíso natural. ¡No te lo pierdas!